Últimos Artículos

USM aporta con tecnologías para afrontar emergencia sanitaria por coronavirus

Protectores faciales, ventiladores mecánicos y el monitoreo ambiental al inicio del invierno para determinar el impacto de la contaminación atmosférica en la expansión de la enfermedad, son algunas de las iniciativas que está desarrollando la Casa de Estudios.

En tiempos de emergencia sanitaria, casas de estudios de todo el mundo se han hecho parte de los esfuerzos por dar respuesta a las problemáticas generadas por la pandemia por Coronavirus COVID-19. En Chile, la Universidad Técnica Federico Santa María también ha desplegado su potencial científico-tecnológico aportando con diversas iniciativas que abarcan desde la producción de implementos médicos hasta el monitoreo de la contaminación atmosférica y su impacto en la propagación de la enfermedad.

A través de su Dirección de Innovación y Transferencia Tecnológica, la Institución ha detectado, coordinado, apoyado e incentivado los diferentes proyectos que profesores, investigadores y estudiantes iniciaron desde sus respectivas plataformas, además de levantar un chequeo de las capacidades técnicas disponibles. Esto ha permitido optimizar el trabajo de cara a plantear soluciones a los requerimientos presentados por las autoridades sanitarias.

Para el Rector de la Casa de Estudios, Darcy Fuenzalida, el aporte de la USM en este tipo de contextos no es algo nuevo: “como Institución con una fuerte vocación pública, siempre hemos puesto toda nuestra disposición y capacidades para dar respuesta a los grandes desafíos del país y el mundo. Este caso no es la excepción, y por lo mismo, valoro el espíritu solidario y de gran responsabilidad social que ha impulsado a los integrantes de nuestra comunidad universitaria a desarrollar estas soluciones, que van en la línea científica-tecnológica de nuestro quehacer”.

Por su parte, Samir Kouro, Director de Innovación y Transferencia Tecnológica, destaca la rápida capacidad de organización en el proceso de generar respuestas a estos requerimientos de la sociedad. “Han surgido muchas iniciativas dentro de la Universidad, las que hemos logrado coordinar en dos tipos de ventiladores mecánicos diferentes, con la finalidad de maximizar las posibilidades de éxito y dar solución a distintas necesidades médicas que se podrían suscitar. Uno de los desarrollos lo lidera el Centro Científico Tecnológico de Valparaíso (CCTVal) y otra el Centro Avanzado de Ingeniería Eléctrica y Electrónica (AC3E)”.

Ventiladores mecánicos

La primera de ellas consiste en la fabricación de un respirador invasivo, que utiliza la infraestructura hospitalaria para su funcionamiento. “El ventilador usaría la línea de gas de los hospitales; es un sistema de válvulas, que estará conectado al paciente y va proveer el ciclo de respiración” explica Hayk Hakobyan, profesor del Departamento de Física e Investigador del CCTVal.

Esta iniciativa, que responde a la escasez de este tipo de implementos en el país y el mundo, se encuentra en proceso de pruebas, contando con la retroalimentación del jefe de la unidad de cuidados intensivos de la Clínica Las Condes.

En la misma línea, en el AC3E se trabaja en un ventilador mecánico no invasivo, que administra aire y oxígeno a través de una mascarilla. Basado en uno creado en Estados Unidos, cuyo diseño y planos están abiertos a la comunidad, se caracteriza por ser de fácil implementación, ya que es posible confeccionarlo con materiales que no requieren ser importados.

“Se optó por este diseño ya que es algo probado, cuyos procesos han sido validados por el MIT, y porque se trata de un ventilador de emergencia, pensado para escenarios como estos, donde se requiere no solo de una gran cantidad, sino además de desarrollos de bajo costo” explica Matías Zañartu, director del centro.

Colaboración como respuesta a la emergencia

De forma colaborativa con la Asociación de Fabricantes por la Emergencia Sanitaria (AFES), la USM ha entregado ayuda en tres aristas: la elaboración de escudos faciales mediante un sistema de inyección de plástico que permite agilizar su producción; el diseño de una tórula que se puede desarrollar en Chile para realizar exámenes de esta enfermedad; y la creación de un prototipo de caja de aislamiento para ofrecer mayor seguridad al personal en el proceso de intubación endotraqueal en pacientes críticos.

“Los más beneficiados con esta iniciativa son los médicos y el personal de salud que se encuentra en la primera línea de contagio y también las personas que se encuentren en centros médicos y redes asistenciales, detalla la profesora del Departamento de Ingeniería Mecánica, Sheila Lascano.

En el caso de los protectores faciales, también otro grupo de profesionales, académicos y alumnos han contribuido en la producción de estos implementos. Por medio del Laboratorio de Fabricación de la USM (Fablab) ya han comenzado a ser entregados en el Hospital El Carmen de Maipú y también en el Centro de Salud Familiar (Cesfam) y el Establecimiento de Larga Estadía para Adultos Mayores (Eleam) de Huechuraba.

“La pieza clave de este proyecto son los estudiantes de diversas carreras dentro de la Universidad, ellos le dan el soporte operativo a la fabricación. La experiencia adquirida durante el tiempo que han participado del FabLab, son sin duda dignos de elogiar y admirar”, destaca Maximiliano Rivera, director del laboratorio.

Respecto a la toma de muestras de COVID-19, el emprendimiento apoyado por el 3IE, Antü Energía, presentó recientemente el primer vacunatorio eléctrico móvil del país, que además de almacenar vacunas para potenciales pacientes, permitirá obtener muestras personales para análisis de contagio.

Contaminación y propagación del Coronavirus

Investigadores de la USM también han iniciado estudios para conocer más sobre el COVID-19 o aspectos relacionados a este. Por ejemplo, el Centro de Tecnologías Ambientales (Cetam) en colaboración con el proyecto anillo de investigación Gambio están liderando una campaña de monitoreo de contaminación atmosférica en Temuco y Santiago, con el fin de dilucidar si el material particulado puede ser o no un canal de propagación de la enfermedad.

Con la colaboración de expertos internacionales buscarán esclarecer la hipótesis de que, bajo condiciones de contaminación por material particulado fino, se podría favorecer la duración y el ingreso del virus a nuestro organismo.

En tanto, académicos del grupo de investigación Análisis & Modelamiento Matemático de Valparaíso (AM2V), perteneciente al Departamento de Matemática de la USM, están utilizando herramientas de la disciplina para estimar la máxima demanda de camas UCI que puedan ser requeridas en el país. Por medio de asesoría técnica a las autoridades sanitarias, se espera ayudar en la toma de decisiones en esta pandemia.

Además de su labor científica-tecnológica, los profesores de la Casa de Estudios también han dado respuesta a inquietudes de la ciudadanía y la opinión pública sobre esta pandemia, por medio de vocerías en diferentes medios de comunicación del país, explicando, por ejemplo, la diferencia entre el COVID-19 y un virus respiratorio común, o el impacto que esta emergencia sanitaria puede tener en la economía.

Red de Ex Alumnos USM
About Red de Ex Alumnos USM (2957 Articles)
Desde 1939, creando lazos de valor con los Sansanos por el Mundo. Para saber más visite: http://www.exalumnos.usm.cl
Contact: Website