Últimos Artículos

Teletrabajo y su proyección en tiempos de pandemia

Israel Figueroa, docente de la USM en Concepción, entrega recomendaciones técnicas para optimizar el teletrabajo.

Con gran parte de la población trabajando en modalidad online desde sus hogares, surgen dudas sobre cuáles son las necesidades básicas que debe satisfacer una persona para trabajar de la manera más óptima.

Israel Figueroa, docente de la carrera Técnico Universitario en Telecomunicaciones y Redes de la Universidad Técnica Federico Santa María en Concepción aclara que existen dos tipos de teletrabajo: el tradicional y el 4.0. “Si la modalidad es Teletrabajo 4.0, es decir, puede realizarse mediante una aplicación como el delivery o las compras en retail; solo se requiere un móvil o tablet con conectividad. La experiencia de trabajo estará dada por una aplicación en la nube, como en los almacenes de Amazon o el conductor que te lleva al aeropuerto”.

En cuanto al teletrabajo tradicional (oficina en casa), para tener una experiencia óptima, el experto recomienda contar con un computador de Gama Alta, “que permita tener una experiencia fluida mientras se realizan videoconferencias en HD y se trabaja en múltiples pestañas o documentos. Un Core i7 Gen8 con 8 GB y un segundo monitor en el HDMI es ideal para disponer de un entorno de trabajo amplio. Si se requiere usar software con requerimientos especiales hay que subir a partir de esa base.”

Respecto a la conectividad local (dentro del hogar), indica que idealmente se debe utilizar la conectividad Wifi 5G, “no confundir con la 5G de telefonía móvil, el wifi 5G también se conoce como Wifi ac”. Si la estación de trabajo se encuentra muy distante del Router, recomienda tener una conexión cableada. “Y finalmente, Internet con velocidad de subida suficiente. Esto es más crítico en caso de tener más de un equipo en el hogar, ya que los planes de hogar están pensados para recibir contenido, no para transmitirlo; se requiere una velocidad de subida de 6 Mbps para transmitir video FullHD en tiempo real. Esto también es válido para cuando se trabaja en la nube y se debe subir contenido multimedia o documentos pesados rápidamente”, explica.

Para quienes deben participar en reuniones, Figueroa recomienda contar con más de un monitor, “de esa manera no es necesario tener que cerrar o dejar en segundo plano el trabajo mientras se está en una videoconferencia, sino que se sigue avanzando en otras tareas o se puede tomar nota mientras el video se mantiene abierto”.

Para Figueroa, el trabajo a distancia tiene varias ventajas. “Para los trabajadores el eliminar los traslados al trabajo, implica un ahorro en tiempo y dinero; además, se da la posibilidad de trabajar en otra cuidad o país sin tener que trasladarse, lo que puede reducir hotelería o viáticos”. La empresa también se ve beneficiada, disminuyendo la huella de carbono de la actividad productiva al eliminar el gasto energético asociado a los traslados, el costo de espacio físico y, en algunos casos, la compra de equipo computacional “que probablemente sea a cargo del trabajador, ya que será su fuente laboral”.

El teletrabajo en Chile

“El trabajo a distancia irá ganando terreno con el tiempo. Se irán encontrando nichos donde este tipo de actividades tengan sentido y generarán un mercado como ha ocurrido con el transporte de personas y alimentos. Son transformaciones disruptivas que generan comunidad y transforman la manera en que nos relacionamos”, reflexiona el docente, y agrega que, en nuestro país, en el área de las tecnologías de la información, “es algo que se viene viendo desde hace un tiempo, se trabaja más en función de metas y no es tan importante cumplir horarios; pero existen áreas donde este tipo de modalidad va a permear muy poco”.

Para Figueroa, el teletrabajo ha ido ganando terreno en diversos aspectos, como la “milla final” de logística/transporte, sin embargo, se debe tomar en cuenta que el teletrabajo no necesariamente es desde el domicilio, aclara “entrevistas y reuniones laborales remotas como atención de psicólogos por video llamada, servicio al cliente, etcétera. Los “cowork” (trabajo colaborativo) han mostrado que existe una necesidad para trabajar en cualquier momento y que ya hay una oferta de profesionales dispuestos a ejercer en esta modalidad”.

El docente considera que la industria nacional es cauta al momento de innovar. “Creo que todavía no se alcanza del todo una masa crítica para hacer la transición, pero es posible que la contingencia propicie ese cambio. Hay temas como el acceso a la conectividad adecuada, tener los recursos computacionales, el espacio físico dentro de los hogares; que una vez resueltos, van a motivar a las empresas a ocupar ese recurso dentro de procesos internos que le hagan sentido”.

Red de Ex Alumnos USM
About Red de Ex Alumnos USM (2957 Articles)
Desde 1939, creando lazos de valor con los Sansanos por el Mundo. Para saber más visite: http://www.exalumnos.usm.cl
Contact: Website