Últimos Artículos

El cobre como ayudante en el combate contra la COVID-19

Dr. Juan Pablo Inostroza, Bioquímico y docente del Departamento de Química de la USM en Concepción, explica los diversos usos que históricamente ha tenido este mineral.

Con el aumento de la resistencia a los antibióticos, el interés por los agentes antimicrobianos se ha acrecentado de manera importante en el área de la salud pública. Y cuando esta búsqueda se vuelve cada vez más urgente, del pasado aparece un aliado que nos ha acompañado desde hace miles de años: el cobre; poseedor de propiedades que permiten eliminar distintos microrganismos nocivos.

“El cobre tiene potentes propiedades biocidas. Los iones de cobre, solos o en aleaciones, se han utilizado durante siglos para desinfectar líquidos, sólidos y tejidos humanos. En el antiguo Egipto (2000 a. C.), el cobre se usaba para esterilizar agua y heridas. Los antiguos griegos en la época de Hipócrates (400 a.C.) prescribieron cobre para enfermedades pulmonares y para purificar el agua potable. Y así, a lo largo de la historia muchas civilizaciones han utilizado el cobre con el fin de combatir enfermedades asociadas a bacterias, hongos y virus”, cuenta Juan Pablo Inostroza, Bioquímico, Doctor en Ciencias y Tecnología Analítica y docente del Departamento de Química y Medio Ambiente de la Universidad Técnica Federico Santa María en Concepción.

Inostroza explica que, en los últimos años, se ha demostrado que los compuestos de cobre no solubles, como el vidrio recubierto con películas delgadas de óxido de cobre (CuO) o aleaciones metálicas que contienen elevadas concentraciones de cobre, “tienen potentes propiedades biocidas, incluso contra esporas bacterianas difíciles. Es importante destacar que, en base a la gran cantidad de pruebas de eficacia antimicrobiana, el cobre fue reconocido en 2008 por la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos (EPA) como el primer agente antimicrobiano metálico”.

Se ha demostrado en distintas investigaciones científicas que el cobre tiene una potente actividad antiviral, inactivando virus de ADN o ARN, “como bacteriófagos, Virus de la bronquitis infecciosa (un tipo de coronavirus, que afecta a las aves), Poliovirus, Virus Herpes Simplex, virus de la Influenza A, virus del Sarampión, Virus de Inmunodeficiencia Humana Tipo 1 (VIH-1), entre otros”, comenta el docente.

Cómo actúa el Cobre para destruir a los microorganismos?

“El cobre ejerce su toxicidad contra los microorganismos a través de varios mecanismos paralelos, que eventualmente pueden provocar la muerte de éstos incluso a los pocos minutos de su exposición. Es probable que el primer sitio que dañe el cobre sea la cubierta de los microorganismos, alterando la permeabilidad de la membrana con la consiguiente pérdida de su funcionalidad”.

El experto explica que el cobre, además, puede dañar muchas proteínas, tanto en la envoltura del microorganismo como dentro de la célula, especialmente cuando se encuentra en altas concentraciones. “Esto puede ocurrir mediante el desplazamiento de metales esenciales de sus sitios de unión en las proteínas, o mediante interacciones directas con ellas, alterando o desactivando la actividad de ciertas enzimas, lo que resulta en la inhibición o neutralización de sus actividades biológicas”.

El cobre metálico puede disociarse en iones, que son átomos de cobre con carga, éstos pueden dañar a los lípidos, proteínas, ADN y otras biomoléculas, esenciales para la viabilidad de estos microorganismos.

¿El cobre puede ayudarnos a combatir el COVID-19?

“En el año 2015, aparecieron los primeros trabajos con otra variante de coronavirus humano, la variante 229E, la cual se inactivó rápidamente en aleaciones de cobre y bronce. En este trabajo se demostró que la exposición al cobre destruyó los genomas virales y afectó irreversiblemente la morfología del virus, incluida la desintegración de la envoltura”.

“En estudios reportados hace un par de días por The New England Journal of Medicine, se demostró que al probar la viabilidad del SARS-CoV-2 en distintas superficies, los mejores resultados se obtuvieron con el cobre, en donde el SARS-CoV-2 perdió viabilidad después de 4 horas y el SARS-CoV-1 después de 8 horas, a diferencia de otras superficies como cartón(SARS-CoV-2 en 24 horas y SARS-CoV-1 en8 horas), acero inoxidable (2 días para SARS-CoV-2 y SARS-CoV-1) y en plástico (3 días para SARS-CoV-2 y SARS-CoV-1), lo que demuestra un efecto importante del cobre sobre el virus causante del Covid-19”.

¿Es seguro utilizar el cobre para implementos de uso diario?

“En contraste con la alta susceptibilidad de los microorganismos al cobre, éste se considera seguro para los humanos. Un ejemplo claro es el uso extendido y prolongado por parte de las mujeres de dispositivos intrauterinos de cobre. El riesgo de reacciones adversas debido al contacto dérmico con este mineral se considera extremadamente bajo. Hay que recordar además que es un oligoelemento esencial involucrado en numerosos procesos metabólicos y fisiológicos humanos, incluso en la reparación de heridas y su ingesta está permitida para adultos, en una dosis diaria de aproximadamente 2-3 mg por día”.

“Hoy en día, se han implementado nuevos usos del cobre o compuestos a base de él en aplicaciones relacionadas con la salud como, por ejemplo, en sábanas de uso hospitalario, batas y pijamas de paciente, uniformes del personal de salud, mascarillas, entre otras”, finaliza.

Red de Ex Alumnos USM
About Red de Ex Alumnos USM (2957 Articles)
Desde 1939, creando lazos de valor con los Sansanos por el Mundo. Para saber más visite: http://www.exalumnos.usm.cl
Contact: Website