Últimos Artículos

“Lo mejor de soñar es hacer los sueños realidad”, Constanza Espinoza Valenzuela, becada por AEXA USA el 2015.

Constanza está actualmente cursando su quinto año de Arquitectura, y comparte su “gratificante” experiencia al haber recibido la Beca AEXA USA, gestionada por la Red de Ex Alumnos.

Desde pequeña, Constanza soñaba con ser un millón de cosas, desde astronauta hasta bombero, pues siempre deseó hacer un cambio en el mundo, dejando su marca para que fuese recordada. Ya en su enseñanza media, nos cuenta que siempre había sentido atracción por el arte, pero no el arte contemplativo, sino el arte funcional, junto con un interés en las ciencias y las matemáticas, por lo que rebuscó entre algo que combinara las tres áreas y llegó hasta Arquitectura, “Esta era perfecta para mí, además que en esta universidad se le da un enfoque científico que me encanta.” En su descripción personal, se caracteriza como una persona muy autoexigente: le encanta mantenerse siempre ocupada y dedicarse de todo corazón a aquello que esté realizando. Respecto a su carrera, Constanza se siente apasionada por la Arquitectura, pues en ella siempre puede aprender cosas nuevas, y comprende que parte del labor del arquitecto es “saber un poco de todo” y sobre todo, conocer ampliamente todo lo que abarca la arquitectura.
En sus experiencias universitarias, nos cuenta que una de sus preferidas ha sido cuando realizó un periodo de intercambio por un semestre a Italia, gracias a los convenios de la USM, donde adquirió conocimientos que nunca creyó obtener en una sala de clases, lo describe como algo “inolvidable e irrepetible”. Además de su intercambio, uno de los aprendizajes que más valora es la capacidad que la universidad le ha entregado de ser una “arquitecta constructora”: un objetivo ideal en su carrera, pues así es como crean arquitectura funcional, para así brindar espacios de calidad para la gente. Agrega que dentro de su carrera ha conocido grandes personas, grandes amigos, y en especial un grato ambiente entre compañeros.

Para Constanza, recibir la beca le provocó mucho alivio y felicidad, pues desde que inició sus estudios universitarios, ha sido un gran esfuerzo económico para ella y su familia, por lo que cuando se enteró de esta oportunidad no dudó en postular, y gracias a todo su trabajo finalmente salió beneficiada por todo el año 2015, y por lo que se siente infinitamente agradecida, dedicando unas palabras a las empresas que hacen posible todo esto: “Es realmente esperanzador saber que aún existe gente como ellos que piensan en gente como yo, que con sacrificio llegamos a la universidad. Además es muy motivador y muy gratificante que todos nuestros esfuerzos se vean recompensados de esta forma, por lo que no me queda más que agradecerles infinitamente.”

La familia es muy importante para Constanza: es a ellos a quienes le dedica todo su esfuerzo y sacrificio.Su ejemplo de vida es su madre, a quien define como”la encarnación de la fuerza”, demostrando siempre que nada es imposible: “Tengo la suerte de tener una maravillosa familia que se enorgullece de cada uno de mis logros”, agradece el apoyo incondicional y el amor que les entrega tanto sus padres y su pareja, como toda su familia, y a la Red de Ex-Alumnos, quienes ayudaron a reducir su deuda universitaria y asegura que gracias a ello sus hermanos tendrán prontamente la oportunidad de ir a la universidad tal como ella.

La vida universitaria, tal como a todos, la ha llenado de nuevos aprendizajes, amigos y oportunidades, en donde ha disfrutado de su experiencia. Aconseja a los futuros mechones que agradezcan y aprovechen cada oportunidad que se les da en esta universidad, pues esta les entregará mucha más sabiduría de la que se entrega en una sala de clase, en donde también vivirán experiencias inolvidables que harán que todo valga la pena, pues nada es imposible: “Lo mejor de soñar es hacer los sueños realidad.”