Últimos Artículos

Abraham Valdivia Arcaya, alumno becado el 2015: “La meritocracia para mí, es una forma de vivir”

Estudiante de Ingeniería Eléctrica y perteneciente a la rama de Rugby, Abraham recibió la beca de parte de AEXA el pasado año, y  relata su actual experiencia como Sansano.

Desde pequeño a Abraham le intrigaba el funcionamiento de los objetos, llegando a desarmarlos, y sentía interés por los aviones, estrellas, rayos y la energía. Esta última, fue lo que más le llamaba la atención, y después de una difícil decisión, escogió estudiar Ingeniería Eléctrica.

Amante de los deportes, en especial el Rugby, pues lo describe como un deporte que entrega valores como el trabajo en equipo, el compañerismo y la resiliencia. Académicamente, se considera una persona perseverante y totalmente dedicada. Dentro de la universidad, ha recibido “sólidas herramientas” con respecto a física, matemática y también el manejo del liderazgo de proyectos. Fuera de lo académico, Abraham ha tenido la grandiosa experiencia de conocer a una infinidad de personas proveniente de distintos lugares a lo largo del país, personas que nunca imaginó que conocería.

El 2015, la Red de Ex-Alumnos gestionó la beca AEXA a Abraham, quien recibió la noticia con mucha alegría, pues es primera vez que la recibe, y agrega: “La Red de Ex-Alumnos  valora el esfuerzo que hacemos en el día a día. Ellos conocen el camino que debe llevar cada sansano” . Junto con agradecer la beca, indica que a futuro desearía participar de la Red de Ex-Alumnos, para así devolver la mano a sus pares, y premiar el esfuerzo, además de ayudar al desvalido meritorio, y agradece a las empresas que hacen esto posible: “La inversión que ellos hacen tendrá una alta rentabilidad en el futuro para el país.”

Como apoyo, este joven  nos cuenta que es un fiel creyente de Dios, y que sin su ayuda no se podrían hacer muchas cosas, haciendo los obstáculos más pequeños de lo que son. Se inspira en sus padres, pues son personas de esfuerzo y dedicación, como él, personas que se han mantenido unidas por el amor, y ver como ha crecido su familia, en especial el ámbito profesional, lo llenan de energías para continuar.  Entiende el surgimiento del éxito como dos partes: primero pedirle a Dios que bendiga sus decisiones y luego tener la voluntad de hacerlas, y cita a un gran científico: “Hay una fuerza más poderosa que el vapor, la electricidad y la energía atómica, esa es la voluntad.”

Para el futuro, Abraham se proyecta trabajando en el servicio público, ya siempre se debe contribuir a un país mejor. También desearía retribuir a sus padres y hermanos su apoyo incondicional, pues es parte de una familia muy unida, llena de cariños y amor. Para finalizar, comparte un consejo para todos los lectores, citando a un buen presidente: “No es valiente el que no tiene miedo, sino el que sabe conquistarlo.”