Últimos Artículos

“Sin sacrificios no hay victoria”, palabras de Eduardo Ramirez Becado Kibernum.

El estudiante de la V Región, Eduardo Ramírez Farías, es becado por la empresa con la que tiene intereses en común: la informática y tecnología. Eduardo es estudiante de Ingeniería Civil Informática en Casa Central y la Empresa Kibernum es considerada líder en Chile de servicios de apoyo a proyectos de tecnología, por lo que quisieron premiar sus méritos académicos y que mejor que entregarle apoyo a este alumno que está dedicado al mismo rubro.

A pesar de que tuvo ideas bien diversas durante su infancia de lo que podía hacer en el futuro, como ser paleontólogo, pasando por arquitecto e incluso hasta ser astronauta, se dio cuenta que lo de él eran los computadores, por lo que pasó a escoger la informática.

La Red Ex Alumnos USM, está muy agradecida con Eduardo, porque ya anteriormente ha cooperado con lo que se le ha solicitado, como accediendo a esta entrevista y asistiendo al alumuerzo de agradecimiento a las empresas donantes 2014. Además, nos cuenta que ya tiene planes de seguir ayudando en el futuro, haciéndose socio de la Red. Nos dice: la ayuda de la Red Ex Alumnos ha significado mucho para mí, por lo que me gustaría poder ayudar a alumnos como yo en el futuro”. Además agrega:Es una excelente iniciativa, el incentivo que otorgan a los alumnos desvalidos meritorios es fundamental para que mantengan las ganas y el esfuerzo en los estudios. Ojala este grupo se mantenga por muchos años y que cada vez sea más grande y mayor su aporte”.

 El beneficio que se le ha entregado ha sido muy importantes para él. Es por esto que la beca entregada durante del 2013 y 2014, lo ayudará para bajar el monto que deberá pagar en el futuro por el crédito al que actualmente accede.

Este chico se considera alguien que no se rinde fácilmente ante la adversidad y olvidadizo, pero jamás con sus seres queridos, a quienes les es muy leal. Sus grandes compromisos son con sus estudios y con su familia, sobre todo con sus padres, que dice que si no fuera por ellos, no podría tener el éxito que ha tenido hasta ahora en todo. Sus motivaciones están muy relacionadas con lo anterior, puesto que quiere que sus padres lo vean triunfar y se sientan orgullosos porque la dedicación a su hijo ha dado frutos.

Otra motivación, va más por el lado intelectual, queriendo aportar al desarrollo tecnológico del mundo y ser parte activa de esta era de cambios. Y para cumplir esto tiene pensado dedicarse al software profesionalmente y hacer un posgrado para especializarse y recorrer el mundo lo más posible.

Lo que desea transmitir es que si bien la universidad es un gran desafío, para la cual hace falta fuerza de voluntad, perseverancia y apoyo, hay que mantenerse firmes y seguir adelante sin importar los tropiezos que tengan en el camino. Recuerden sin sacrificios no hay victoria”.