Últimos Artículos

Claudio Sotomayor, a un paso de ser Ingeniero Civil Electrónico de la USM.

Joven estudiante de Ingeniería Civil Electrónica, nos cuenta su historia y su experiencia universitaria, además agradece el apoyo recibido por parte de su familia, la Red de Ex Alumnos y a don Luis Aspillaga, don Ricardo Hornauer y don Eduardo Reitz quienes  lo becaron con la BECA COVISA y también a don Franz Yurjevic quien fue un apoyo durante su estadía universitaria  .

Como es sabido, la Red de Ex Alumnos año a año gestiona becas para los alumnos desvalidos meritorios de la USM, este 2014 no fue la excepción becando a más de 250 alumnos de los distintos campus y sedes. Una de estas becas la recibió Claudio Sotomayor, estudiante de último año de Ingeniería Civil Electrónica en Casa Central.

Claudio Sotomayor es oriundo de Concepción, pero  ha vivido gran parte de su vida con su familia en Chiloé. Este joven se considera una persona bastante sencilla, le gusta confiar en las personas y ser empático, le agrada compartir el máximo de tiempo con su familia cuando están reunidos, puesto que por temas de estudio pasa periodos largos lejos de ellos.

A pesar que cuando pequeño Claudio no tenía muy claro a que se dedicaría en el futuro, siempre mostró interés por hacer cosas manuales, pero no tenía referencias cercanas sobre profesiones al respecto, por lo cual comenzó a desarrollar junto con su “Hobbie” la creatividad. Al ingresar a la Enseñanza Media Claudio conoció la ingeniería (como carrera profesional) y supo que quizás ese era el camino que debía seguir.

Académicamente, siempre le gustó el saber el porqué de las cosas, fue esa la razón que lo llevó a  una vez terminada la carrera de técnico a estudiar ingeniería; nunca fue el mejor alumno ni tampoco busco serlo.

Actualmente Claudio se encuentra terminando la carrera de Ingenia Civil Electrónica, terminando el último ramo y avanzando en la memoria.

Claudio desde sus últimos 2 años de su carrera técnica en la Sede en Viña del Mar de la USM, y hasta la actualidad, mantiene la beca COVISA, la cual nos cuenta que ha sido de mucha ayuda para poder continuar con sus estudios. Por lo cual al preguntarle sobre la posibilidad de a futuro ser socio de AEXA respondió: “Por supuesto que sí; la red de Ex Alumnos fue la canalización de mi ayuda. Sin el aporte que la beca me otorga, me hubiese sido muy difícil haber llegado hasta donde estoy económicamente hablando.”

También agregó respecto a la Red de Ex Alumnos USM: “Desde que conocí la red, siempre tuve una excelente llegada con cada una de las personas; en el transcurso del tiempo he conocido a unos más que otros, y siempre ha sido muy agradable. La labor es notable, a muchos nos han dado la oportunidad de cambiar nuestras vidas.”

Pese que Claudio confiesa que sus motivaciones han cambiado, siempre ha tratado de ser una buena persona, y en esa línea se ha mantenido, tratando día a día de hacer las cosas bien para que en el futuro pueda retribuir todo lo que su familia le ha entregado además formar su propia familia. Mientras que en lo profesional Claudio, espera poder contribuir con sus conocimientos a una gran industria, de la cual aprender a pesar de las dificultades, en especial en el ámbito de las energías renovables.

Para concluir Claudio nos contó parte de su historia:” Cuando llegué a la sede José Miguel Carrera el primer año tenía un 15% de crédito y no había beca, lo que significaba que mi familia tenía que pagar bastante y en cierto momento me sentí abrumado por no tener como costear los gastos. Más aún, veía que la gente que tenía beca eran quienes tenían mejor desempeño y provenían de colegios buenos.

Me di cuenta, de que no se necesita tener una excelente base, ni haber sido el mejor alumno del colegio, o tener recursos en muchos casos; lo que importa es ser perseverante, es querer salir adelante por sobre todas las cosas. En mi caso, cuando no tenía los recursos, me propuse tener buenas calificaciones, porque sabía que si lo lograba, alguna opción tendría de financiamiento, y así fue. Obtuve una beca la cual puedo decir orgullosamente aún tengo.

 Una de las peores cosas que tiene el estudiante cuando ingresa a la Universidad es la desinformación, lo que muchas veces nubla las ideas o sueños; pero la clave está en no quedarse ahí, y averiguar el “qué pasa si hago una cosa, o no la hago…”. Hay que tener en cuenta que el peor trámite es aquel que no se hace; y que más que “no” nunca te van a decir.

La universidad es más que solo estudio; un buen alumno no solo pasa tras los libros; hay que recordar que las habilidades interpersonales son de suma importancia en la vida cotidiana y por ello mismo creo que forjar amistades, hacer deporte, no solo aumenta tu calidad de alumno, sino que también la calidad de persona.”