Últimos Artículos

¿Cuáles son sus puntos débiles?

TRAMPA: ¡Ojo!, esta es una pregunta eliminatoria diseñada para descartar posibles candidatos, y tú no quieres entrar en la lista de eliminados, así que presta atención. Cualquier admisión de debilidad o defecto puede que te haga ganar puntos en honestidad, pero sin lugar a dudas te quitará muchos puntos en el global de la entrevista.

RESPUESTA ACEPTABLE: Puedes maquillar uno de tus puntos fuertes como debilidad diciendo por ejemplo: “A veces exijo demasiado a los demás. Me gusta trabajar al límite y no todo el mundo tiene por qué estar al mismo nivel”. Buen intento. Pero tiene una desventaja. Si bien esta estrategia es mucho mejor que caer en la trampa y admitir un defecto, está demasiado trillada y puede resultar evidente para cualquier entrevistador con experiencia.

MEJOR RESPUESTA: Aquí tenemos otro ejemplo de por qué es tan importante conseguir una descripción detallada de lo que busca el entrevistador antes de dar ninguna respuesta. Debes dejar claro que no se te ocurre ninguna razón para que no puedas desempeñar el puesto con éxito. Y haz un repaso rápido de tus habilidades más destacadas.

Ejemplo: “Nadie es perfecto, pero tomando en cuenta todo lo que me ha dicho sobre este puesto de trabajo, creo que encajo perfectamente. Cuando soy yo el que tiene que contratar alguien, las dos cosas más importantes que tomo en consideración son si la persona posee los conocimientos necesarios y si tiene la motivación que requiere el puesto de trabajo. Mi experiencia me dice que cumplo con ambas premisas: tengo la formación laboral requerida y el deseo de hacer mi trabajo lo mejor posible. Así que, con honestidad, le puedo decir que no encuentro ningún motivo por el que no pueda realizar este trabajo con la excelencia que requiere”.

En el caso de que no tengas los datos suficientes como para asegurar que eres la persona perfecta para el puesto, no te preocupes: existe una estrategia alternativa. En lugar de confesar alguna debilidad, describe qué cosas son las que más te gustan y las que menos. Eso sí, siempre asegurándote de que encajen con la cualificación para el puesto; en cuanto a lo que menos te gusta, debes citar algo que no sea esencial para desempeñar el puesto.

Ejemplo: digamos que estás en una entrevista de trabajo para acceder a un puesto de venta. En este caso, la respuesta más apropiada podría ser: “Si me dan a elegir, prefiero pasar el mayor tiempo posible con mis clientes en lugar de estar en una oficina haciendo papeleo. Por supuesto, soy consciente de la importancia de organizar los papeles de forma eficiente, y lo hago a conciencia, ya que de ello depende la optimización de los resultados. Pero lo que de verdad me encanta es vender”. Si el entrevistador es un gerente de ventas, esta respuesta será como música para sus oídos.

Revisa otras preguntas típicas en entrevistas laborales | CLIC AQUI

Fuentes | DEVFYI – Aprendelo.com

Héctor Hidalgo Sepúlveda
About Héctor Hidalgo Sepúlveda (655 Articles)
Director Ejecutivo - Red de Ex Alumnos USM, Director del Centro de Desarrollo Profesional USM, Universidad Técnica Federico Santa María.
Contact: Website