Últimos Artículos

Un sueño cumplido

El 27 de abril se conmemoran 88 años desde la firma del Decreto Reglamentario que otorgó personalidad jurídica a la Fundación “Federico Santa María”, transformándose en el primer hito que daría cuerpo a la Universidad que conocemos hoy en día, nacida del anhelo de un filántropo que imaginó un país mejor. 

El filántropo, visionario y emprendedor hombre de negocios porteño, Federico Santa María Carrera, tuvo un sueño que quiso cumplir: durante su estadía en París, Francia, dejó estipulado en su testamento la creación de una Casa de Estudios que procurara la formación integral de sus alumnos, considerando la excelencia académica en la enseñanza profesional, científica y humana y fundándose tanto en valores universales del hombre como la responsabilidad social de los mismos.

Fue así como seis años más tarde, el 27 de abril de 1926, el Decreto Reglamentario N° 2.736 del Ministerio de Justicia le otorgó forma concreta a este anhelo, concediendo personalidad jurídica a la Fundación “Federico Santa María”. Sin duda, un gran paso en el camino que llevaría a la constitución de la Universidad.

La historia tuvo un nuevo hito el 20 de diciembre de 1931, cuando se inauguró la Escuela de Artes y Oficios y el Colegio de Ingenieros “José Miguel Carrera”, cuya actividad académica se inició en 1932. Tres años después, la Fundación pasó a llamarse oficialmente Universidad Técnica Federico Santa María.

El sueño germinado en París se transforma así en ferviente testimonio de las inquietudes de don Federico Santa María en relación a su patria, disponiendo de todos los medios para que quienes tengan los méritos, independiente de su condición social, puedan alcanzar el más alto grado del saber humano.

La labor de la Universidad no es solo formar profesionales con amplios conocimientos técnicos y teóricos, sino que además entregar principios que contribuyan al enriquecimiento de la sociedad. Ciencia, arte y deporte confluyen en una obra, fundiéndose en el alma de los “sansanos”. Una convergencia integral de valores sustentados en el pluralismo e independencia, ayudan al aprendizaje y al descubrimiento y construcción de una sociedad más justa y solidaria.

Hoy, en el siglo XXI, pasado y presente se conjugan en esta Universidad. El ímpetu de las nuevas generaciones mantiene vivo el anhelo de un hombre que dejó volar su espíritu altruista y emprendedor sin límites. Su legado es fruto de su visión, voluntad e imaginación, valores que poseen pocos hombres llamados a construir la historia.

“Entre el pasado y el futuro de la Universidad hay una relación de continuidad y cambio. De continuidad de todo lo bueno; y de cambio de todo lo que sea necesario según los desafíos del porvenir”, expresó alguna vez Domingo Santa María (1920-2006), quien fuera Rector de la USM entre1972 y 1973. Una frase que congrega los esfuerzos por mantener un legado como pocos, pues es sabido que la herencia que dejan los hombres se mide por la grandeza de sus obras y por el espíritu que mueve su quehacer. Cada generación está llamada, por eso, a engrandecer el legado del benefactor.

Héctor Hidalgo Sepúlveda
About Héctor Hidalgo Sepúlveda (655 Articles)
Director Ejecutivo - Red de Ex Alumnos USM, Director del Centro de Desarrollo Profesional USM, Universidad Técnica Federico Santa María.
Contact: Website