Últimos Artículos

Académico USM evalúa iOS7, el nuevo invento de Apple

Werner Creixell, profesor de la carrera de Ingeniería Civil Telemática del Departamento de Electrónica del Plantel, repasa las características claves del más reciente sistema operativo de la compañía fundada por Steve Jobs, que adopta varias virtudes de Android. 

Se podría decir que es un triunfo de Google: cuando hace un par de días Apple presentó en sociedad su nuevo sistema operativo, el iOS7, varias de las características que venían a reformular su funcionalidad, correspondían a virtudes alabadas por los usuarios de Android alrededor del mundo.

Werner Creixell, académico de la carrera de Ingeniería Civil Telemática del Departamento de Electrónica de la Universidad Santa María, destaca que tanto el centro de notificaciones y el de control van en la línea de lo mostrado por Android. “El nuevo centro de notificaciones, que aparece al deslizar el dedo desde el extremo o barra superior, desplegando los avisos, está claramente inspirado en el sistema de Google y parece mejor logrado estéticamente, como suelen ser los productos de Apple”, comenta.

En cuanto al centro de control, que hace la operación inversa, también trae novedades positivas. “En el extremo inferior de la pantalla, se puede desplegar algunas tareas como conectarse a wifi, bluetooth, o acceder directamente a la calculadora o la linterna”, describe el profesor. “Eso me parece buena idea, porque este tipo de aplicaciones que a veces se necesitan urgentemente, quedan usualmente escondidas en el menú y uno se demora mucho en encontrarlas. Estos atajos por eso están muy bien pensados”.

El multitasking se podría decir que es otra influencia de Android, porque “salvo el orden en el que aparece, el gesto y el modo de uso de esa función es muy similar. Se listan los procesos activos y con un gesto del dedo hacia arriba se descartan aquellos que se quieren cerrar; es exactamente lo mismo, con la diferencia de que en Android aparecen en posición vertical y se descartan con el dedo hacia el lado”, compara.

Los aportes y las deficiencias

Dos son las mayores novedades que trae iOS7. La primera, es el gran salto que están dando con Siri, la herramienta que desde ahora permite, por ejemplo, activar procesos a través de la voz. “Al parecer, en habla inglesa al menos funciona muy bien”, afirma Werner Creixell. “Adicionalmente a las funciones que ya tenía, se le ha agregado la posibilidad de activar bluetooth con comandos de voz,  algo muy atrayente, porque son funciones de hardware, no de software. Normalmente estas van separadas, es necesario ir a la configuración de hardware para habilitar el bluetooth. Me parece muy práctico, sobre todo pensando en teléfonos con manos libres y aplicaciones cuando, por ejemplo, se está conduciendo un vehículo, o cuando el usuario tiene visión o habilidades manuales limitadas. Esto amplía el espectro de usuarios y lo hace mucho más amigable. Lo celebro y no lo tiene Google al nivel que lo ha desarrollado Apple, es un aporte”.

El otro avance recuerda a la hazaña que logró Steve Jobs cuando nació iTunes, y negoció con las grandes disqueras para que sus catálogos de canciones estuvieran disponibles para descargar a iPod. “Se supone que a partir de 2014, van a empezar a salir al mercado automóviles que tienen dispositivos iOS en sus paneles de información, con navegación, llamadas”, cuenta el académico. “Probablemente la conectividad se va a realizar a través del teléfono. Y ese sistema vendrá de fábrica. Aun no hay muchas especificaciones, salvo que hay fabricantes como Mercedes Benz, Volvo, Honda y Ferrari, entre otros, que están en esta alianza”. Siri, a la hora de utilizar los comandos de voz, será en esto también fundamental.

¿En qué está al debe la nueva apuesta de Apple? Werner Creixell extraña los widgets que trae Android, “porque cumplen una doble función, operacional y estética”. Y lo que le preocupa, es el monto que la compañía invierte en investigación, bastante menor que Samsung su competencia directa. “Potencialmente, su hardware no es el mejor posible para un teléfono, está disociado. Creo que se debe a que no es una empresa de hardware, sino mayoritariamente de integración, con lo que está disponible en el mercado”, explica, diferenciándolo de gigantes como Samsung, que sí invierten en ese ítem y logran ser pioneros en adelantos. “En Apple no hacen procesadores ni nada de eso, están al debe. No es malo pero no es lo mejor posible, pues ellos venden que ofrecen  lo mejor de lo mejor y no es así”, sentencia.

Fuente: Dirección General de Comunicaciones