Últimos Artículos

Homenaje a Dr. Juan Garbarino Bacigalupo (Q.E.P.D.)

La Universidad lamenta informar el fallecimiento de quien fuera un destacado académico del Departamento de Química y Premio Nacional de Ciencias Naturales en 1998.

La Universidad Técnica Federico Santa María lamenta informar el fallecimiento quien fuera académico del Departamento de Química, el apreciado Dr. Juan Antonio Garbarino Bacigalupo (Q.E.P.D.) –ocurrido en Buenos Aires, el martes 9 de octubre–, quien dedicó su vida a la investigación, la docencia y a la divulgación de la Química, formando a varias generaciones de sansanos y científicos del país.

El profesor Juan Garbarino nació en Santiago, el 27 de abril de 1932, en la trastienda de un almacén en Compañía con Libertad, pero pasó su infancia (hasta los cuatro años) en las calles del cerro Ramaditas de Valparaíso. Realizó sus estudios primarios en la Scuola Italiana y más tarde en el Instituto de Humanidades Luis Campino, en la capital.

Un viaje en familia a Europa, para conocer a sus abuelos maternos, en 1953, daría un extraordinario vuelco al ingrato historial académico que mantenía hasta entonces. “Me maravilló el Viejo Continente y eso me cambió. Me di cuenta que si quería volver a ver eso, tenía que ponerme a estudiar porque seguramente mi futuro era que me compraran un almacén para trabajarlo”. Fue ahí cuando se “enderezó” y decidió ingresar a estudiar Química en la Pontificia Universidad Católica de Chile (1954-1958), tras lo cual sólo cosecharía éxitos y satisfactorios resultados.

Se tituló de Químico y Licenciado en Química en la Pontificia Universidad Católica de Chile en 1959; y se graduó de Dr. ès Sciences, por la Universidad Lausanne, Suiza, en 1966. También realizó estudios de postgrado en Italia, Estados Unidos, Gran Bretaña y Alemania.

Ingresó a trabajar al Departamento de Química de la Universidad Técnica Federico Santa María el 1 de mayo de 1981, particularmente al Laboratorio de Química de Productos Naturales, donde dedicó su vida a la investigación científica y a la formación de cientos de generaciones de científicos, tanto en el pregrado como en el Postgrado, siendo director del Programa de Doctorado en Ciencias con Mención en Química, en conjunto con la Universidad de Valparaíso. Una vez que se acogió a retiro, se radicó en Italia, donde continuó con su ardua labor de investigación, que no culminó sino hasta el día de su fallecimiento.

Su brillante trayectoria se vio coronada con innumerables premios y distinciones: Obtuvo el Premio Municipal de Ciencias Exactas y Tecnología, Municipalidad de Valparaíso en 1993; el Reconocimiento a la divulgación de la Ciencia y la Tecnología “José Tohá Castella”, Explora-CONICYT, en 2000; el Premio Fundación “Marzio Tremaglia”, Roma, Italia, a los descendiente de italianos destacados a nivel internacional, en 2002; la beca The Royal Society y Unesco, Imperial College Science & Tecnology; la beca Comisión Federal Suiza y Ford Foundation; la beca Ministerio de Relaciones Exteriores de Italia, Istituto Superiore Sanitá, Roma y la Orden al Mérito de la República Italiana en su grado de “Commendatore”. Además fue Miembro de Número de la Academia Chilena de Ciencias, de la Academia de Ciencias de América Latina y de la Academia de Ciencias del Tercer Mundo.

Pero sin duda, su más importante galardón fue el Premio Nacional de Ciencias Naturales, obtenido en 1998, reconocimiento que por primera vez se otorgaba a un científico fuera de Santiago.

Fue un hombre activo e inquieto, preocupado de la formación de quienes tienen la misión de enseñar y comunicar la ciencia a los más jóvenes; por ello, fue un asiduo participante de actividades de divulgación, organizadas por diversas entidades públicas y privadas. Siempre estuvo dispuesto a colaborar entregando su experiencia en el quehacer científico y volcar sus conocimientos a escolares y estudiantes de temprana edad. Como divulgador colaboró permanentemente con la Asociación de Profesores de Ciencia y condujo un programa de televisión de difusión de la Ciencia en la V Región.

Didáctico, lleno de anécdotas, sus conversaciones siempre fueron provechosas y estimulantes. Apasionado como pocos, fue de comentario certero y asertivo. Sus opiniones no pasaron desapercibidas y siempre hizo un tiempo en su agenda para atender las innumerables consultas de quienes se acercaron a él con la intención de aprender más sobre la disciplina que lo acompañó toda su vida: la Química.

El profesor Garbarino deja dos hijos: Eugenio y Marina; pero además un gran legado científico, a través de sus innumerables publicaciones y textos de estudio, con más de trescientos artículos originales y comunicaciones a congresos. Fue editor regional de la Revista Latinoamericana de Química y miembro del comité editorial del Boletín de la Sociedad Chilena de Química.

La Universidad Técnica Federico Santa María –y en particular el Departamento de Química– agradecen todo el cariño, compromiso y humildad con que el Dr. Juan Garbarino Bacigalupo desempeñó sus labores académicas y aportó para el crecimiento institucional. Sin duda, dejará una profunda huella entre quienes tuvieron el orgullo de trabajar con él y de asistir a sus clases.

Expresamos sinceramente nuestras condolencias a sus familiares, amigos, compañeros de labores, alumnos y ex-alumnos.

Sus funerales se realizaron este lunes 15 de octubre en el Cementerio Nº3 de Playa Ancha.

Fuente: DGC USM

Héctor Hidalgo Sepúlveda
About Héctor Hidalgo Sepúlveda (655 Articles)
Director Ejecutivo - Red de Ex Alumnos USM, Director del Centro de Desarrollo Profesional USM, Universidad Técnica Federico Santa María.
Contact: Website